Wilma Alanoca: “El amor me ayudó a resistir, no rendirme y volví sin rencor”

by Liderazgo de Mujer

entrevista

Con emoción, lágrimas y orgullo la comunicadora social, exconcejal y exministra de Culturas, Wilma Alanoca, expresó todo su sentimiento parta afirmar que el amor le ayudó a resistir en su encierro fruto del asilo en el que permaneció en instalaciones de la Residencia de la Embajada de México en la ciudad de La Paz.

“Como mujer les digo que no hay ninguna batalla que no podamos enfrentar, no hay nada que no podamos resistir (…) Aprendí que el amor me ayudo a resistir y seguir adelante sin rencores, nada de rendirse (…) Ojalá pueda reparar las vidas de mis seres queridos que sufrieron por todo lo que pasaron”, sostuvo la exautoridad en la entrevista que concedió al programa Liderazgo de Mujer.

En los minutos que estuvo en el programa evocó la pasión por la comunicación social, la lucha que encaró para ser escuchada hasta llegar a ser una de las presentadoras de noticias del Informativo Central de la RED ATB y su salto a la política, primero como candidata a Concejal Municipal y luego  ser Ministra de Culturas, en la última gestión del expresidente Evo Morales.

Alanoca, estuvo por un año asilada en la delegación diplomática junto con otras exautoridades como los exministros de Justicia Héctor Arce, Presidencia Juan Ramón Quintana, Gobierno Hugo Moldis, Defensa Javier Zabaleta, el exgobernador de Oruro Víctor Hugo Vázquez, y Nicolás Laguna exdirector de Agencia de Tecnologías de Información y Comunicación del Ministerio de la Presidencia.

Con la pasión y convencimiento que esa ingrata experiencia le ayudó a madurar en sus convicciones, Alanoca, reconoció que  lo vivido fue complicado.

Rebeló que decidió asilarse gracias al consejo de un amigo, “me dijo que proteja mi vida, que iban a quemar mi casa, conmigo adentro, no medían consecuencias, mi casa estaba rodeada de Inteligencia, la casa de mi madre, de mis familiares, de mis compañeros de trabajo, todos perseguidos, enmanillados saliendo de la institución”.

“Cómo crees que me podía sentir, una impotencia, una bronca de no poder ir y poner las cosas en su lugar, no poder decir mi verdad guardada un año, tiempo en el que no tuve contacto con mis familiares, que si lograban llegar a donde estaba, era para que los persigan y acosen y quien sabe buscar cualquier excusa para encarcelarnos”, contó.

En su criterio, hubo varios intentos para obligarlos a salir, “para ser su trofeo de venganza del  gobierno de facto”.

“No nos dejamos, resistimos, no saben cuánta falta me hizo mi madre, es lo único que tengo, mas mis tres hermanos, no soy materialista, no tengo nada, lo único que tengo es mi familia y una deuda bancaria que tengo que pagar como cualquier otro ser humano”, afirmó.

No tener la posibilidad de contacto con otra mujer era complicado, porque en todo este tiempo aprendió la diferencia de estar en contacto con varones, “necesitaba eso, no sabes cuantas noches lloré, quise salir al día siguiente, pero entendí que era un juicio político, un juicio político que no podía enfrentar”.

En esas noches ensimismada con sus propios pensamientos y una decisión de enfrentar a la justicia se dio cuenta que nadie la quería defenderla “no había un abogado que te dijera te voy a representar. Me decían que se iban a perjudicar en sus casos. Ni la defensa pública porque estaba rodeado de pititas, no teníamos comunicación, no tenía ni celular porque me lo habían arrebatado, conseguí uno pequeño, no tenía redes sociales, estuvimos totalmente desconectados y todos los días veía a los policías armados y en mi poca experiencia decía que iban a entrar. Solo tenía mi mochila…”

Expresó el criterio de todos quienes se encontraban asilados y  seguró que nunca pensaron escapar, “como se han inventado y criminalizado, cualquiera diría éramos altos capos criminales, que teníamos un plan, nunca jamás hubiéramos traicionado al asilo diplomático que nos dio México”, dijo al expresar su total agradecimiento.

En la descripción que hizo de su aislamiento, contó que llegó a la residencia mexicana como había salido la última vez de su casa, con su mochila y nada más, no tenía un peine y menos un cepillo de dientes para asearse, tampoco otro par de zapatillas para cambiarse.

“Había salido así (de su casa), no había quien se apersone a mi casa de donde se robaron muchas cosas. Por todo eso estaba destruida por dentro, pero fui sacando de apoco las heridas y creando esperanza y decía que el pueblo iba a luchar, El Alto no nos iba a dejar y así fue, El Alto no nos dejó y dio la victoria, por eso agradezco mucho a cada persona que ha luchado anónimamente, no solo los dirigentes que estaban perseguidos y algunos que se habían pasado a la derecha”.

Emocionada al recordar esos duros momentos que le tocó vivir en el asilo político, expresó su agradecimiento a toda la gente que se autoconvocó para salir en defensa de la institucionalidad democrática, “dieron la cara por nosotros, con esa conciencia genera contra un gobierno fascista henos sacado un 55%, en el Alto 78%, increíble, más que cualquier otra votación y gracia a ellos puedo estar paseando las calles”, acotó.

Toda esa angustia de no saber cuándo iba a salir, dijo que la impulsó a planificar una serie de proyectos como entregar a la población un libro donde relatará toda la experiencia vivida; este material mencionó, estará acompañado de otros recursos comunicacionales para contar cómo la “derecha” articuló el golpe de Estado junto a sectores sociales que no les interés el bienestar de la población, sino continuar beneficiándose de la subvención o no pagar impuestos, para mantener sus privilegios.

Por eso llegó a la conclusión que el golpe de 2019 fue planificado, no en 21 días, sino con mucho tiempo de anticipación y porque el racismo no había sido erradicado de nuestro país.

“Se articularon políticos y adinerados, que tenían deudas pendientes con la justicia como Branko Marincovic, Manfred Reyes Villa y otros que pretendieron dividir Bolivia y fueron juzgados por separatismo, mientras nos dedicamos a tratar de ser muy eficientes en la gestión, carreteras, luz, agua, teleféricos. Éstos no aguantaron que llegue un indio al poder y eso no aguantaron y es imperdonable para esos fascistas que hallaron un títere como es Camacho y dieron el golpe”, sostuvo.

Mujer luchadora

La exministra reflexionó que lo hecho en años anteriores debe servir para reflexionar sobre la forma de encarar el futuro y aprender a planificar valores, desechar la envidia que vuelve a las personas malas y eso fue lo que percibió cuando empezaron los conflictos de octubre de 2019. “Colegas y muchas autoridades me hicieron mucha guerra. La política no había sido muy leal, pero la formación te vuelve más aguerrida”.

Como mujer reivindicó ese rol y dijo que cuando fue autoridad le dio la importancia necesaria y promovió una serie de talleres y liderazgo para emprender acciones concretas.

“A la mujer le cuesta el triple para que la consideren seria pensante para que con su opinión pueda transformar y la única manera es más conocimiento y pueda explicar con trabajo lo que puede hacer una mujer. Seguir avanzando y no dejarse nunca”, sostuvo.

En su criterio, se vive en un mundo muy arraigado, donde se piensa que la mujer debe estar en la casa, sino pensando en ver de otro modo el mundo a partir de mujeres libres y que nadie les ponga un límite y menos se sientan amenazadas.

Por ello, dijo que la lucha contra la violencia hacia la mujer es un objetivo permanente, porque su participación en el cambio de la historia es importante, al margen que los historiadores solo visibilizan a los varones.

Dijo que ese propósito que tuvo desde muy joven la impulsó a vincularse a los medios de comunicación como un espacio para denunciar y hacer respetar a las mujeres “porque somos poderosas e inteligentes simplemente es empujar y fortalecer la autoestima. Y también los golpes que nos da la vida nos ayuda a crecer”.

Apuntes

Wilma Alanoca
Exconcejala del Municipio de El Alto
Exministra de Culturas del Estado Plurinacional de Bolivia
Comunicadora Social
Expresentadora de noticias de la red ATB
Productora del programa Wilma con Usted

También te puede interesar