Y la Justicia toca la Puerta

by Liderazgo de Mujer

analista

Por Eliana Gutiérrez *

La detención del señor Murillo, un momento épico para nuestro país. Lo que resulta interesante es ver cómo la derecha, hoy se rasga las vestiduras ante la justicia norteamericana, pasando por alto lo sucedido en ese momento.

Al parecer la oposición sufre de amnesia o la pelotudez es tan grande, que olvidaron que hubo un periodista: Junior Arias, que a costa y peligrando su vida junto a la de su familia fue valiente, capaz, con la verdad por delante y amparado en la investigación que realizó denunció los actos de corrupción del caso gases lacrimogenos y muchos otros más del gobierno de facto de Añez.

En ese momento, cuando uno de los pocos periodistas ejercía su profesión como tiene que ser; bajo una investigación muy bien documentada y con una total veracidad, muchos de los comunicadores sociales ya se habían bajado los pantalones ante los golpistas, recibiendo cuantiosas sumas de dinero a deshonra de su gremio.

Va ser uno de los pocos profesionales que sacó al periodismo investigativo del bolsillo de la dictadura, aunque la hoy oposición en su momento, trató de minimizar su trabajo tachandolo de masista, de padrino del ex presidente Morales y un montón de adjetivos que en ese entonces fue la carta de presentación de la derecha que pretendió tapar el sol con un dedo.

Hoy, los acontecimientos allanan el camino de la duda y hasta la ya famosa justificación «persecución política» cae en saco roto; develandose los sucesos del momento histórico del 2019:

1. Que la derecha conjuntamente con la oligarquía camba, en once meses saquearon el país robando al Estado y/o manipulando las leyes para borrar sus millonarias deudas en impuestos.

2. Que las clases medias acomodadas, la iglesia católica, etc fueron parte del motor en la instauración del golpe de Estado del 2019.

3. Que los uniformes de la policía y el ejército fueron degradados y manipulados a simples disfraces por los golpistas y más pudo unos billetes que la «institucionalizacion» de estos entes que se tornaron en simples represores.

4. Que los famosos y mentado periodistas, pisitearon sus épocas de oro sacando a traslucir el poco precio que le pusieron a su idoneidad, integridad profesional y lealtad con quien realmente les pagó sus estudios superiores, el pueblo boliviano.

El costo que pagamos y queda inscrito en los anales de la historia como las masacres de la primera dictadura del siglo XXI Senkata, Sacaba : 37 muertos y 800 heridos.

*Es Psicóloga y analista en temas políticos

También te puede interesar