Propaganda estatal y quienes se benefician de estos recursos

by Liderazgo de Mujer

publicidad

Karina Cardozo *

¿A quién benefician los recursos de la propaganda estatal? Es una pregunta que ronda en el ambiente, al conocer cómo los recursos públicos van a terminar en las arcas de las grandes cadenas de televisión, radio y hasta medios escritos, y dejan de lado a grandes sectores de productores independientes que obtienen migajas en relación a las ingentes cantidades de dinero que se llevan los otros.

Para que los lectores conozcan, los medios de comunicación o las grandes cadenas se embolsan grandes cantidades de dinero por el tema de la pauta publicitaria, es decir, la propaganda gubernamental que otorga el Estado, convirtiéndose de esa manera en la mejor fuente de sus ingresos para empresarios y productores independientes.

De acuerdo con facturas emitidas entre el mes de agosto y noviembre de 2020, medios de comunicación como Unitel, Red Uno o Cadena A, entre otros cobraron, cada uno, cerca al millón de bolivianos, (por factura) cuando el anuncio de las entonces autoridades que serían austeros por la pandemia y fruto de ello se decidió fusionar el Ministerio de Comunicación al de la Presidencia, con el propósito de reducir los gastos y utilizar éstos recursos con fines de apoyar la emergencia sanitaria.

Similar política de las actuales autoridades que anunciaron llevarían a cabo, pero tuvieron que pagar las cuentas por cobrar, porque era mucha la deuda que dejó la gestión de Jeanine Áñez y su viceministra de Comunicación Isabel Fernández. De acuerdo con indagaciones efectuadas cerca a los 50 millones de bolivianos es el monto que se dejó como deuda.

Pero lo preocupante es que en ambos casos las máximas autoridades del exministerio de Comunicación y actual Viceministerio de Comunicación comprometieron que el tema del pauteo publicitario iba a ser equitativo y distribuido entre los grandes medios y productores independientes. Así lo refrendó la actual viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, a poco de ser posesionada (24 de noviembre de 2020).

Pero la realidad es otra porque si bien un gran sector de los grandes medios se benefician con recursos del Gobierno, a pesar de que en su momento estaban enmarcados en descalificar y cuestionar a la gestión del MAS, pero, sin embargo, siguieron cobrando y facturando.

Lo irónico es que el Estado con medios de comunicación a su disposición no fueron utilizados para la difusión de esas campañas publicitarias por las que se pagaron ingentes cantidades de dinero, si querían seguir su política de austeridad, y para disimular existen algunas facturas en favor de Bolivia Tv por menos de los 50 mil bolivianos.

Extrañamente, las actuales autoridades siguen el mismo procedimiento de sus antecesores, y poco utilizan a sus medios, no se saben las razones.

En cuanto a los productores independientes que son 80% en el departamento de La Paz, la situación es para preocupar porque los montos que cobrar son ínfimos en relación a lo que cobran los grandes medios. Si bien, se beneficiaron con la pauta publicitaria, otros a pesar de haber sido hostigados, amenazados y haber sufrido persecución de inteligencia policial, por el simple delito de estar en una radio a fin al MAS siguen peregrinando para obtener una pauta publicitaria, que a más de cuatro meses no pueden obtenerla, no se conoce las razones.

Lo gracioso es que cuando uno consulta sobre si habrá la posibilidad de obtener un pauteo, el funcionario responde que no tiene presupuesto y que no se haría contratos; sin embargo, la realidad es diferente porque siguen alimentando a las grandes empresas (la mayoría que apoyaron indirectamente el golpe de 2019) y dejan de lado al productor independiente a su suerte.

Por ello, se debe dejar de actuar discrecionalmente en el tema de la pauta publicitaria gubernamental y que las actuales autoridades se pongan en los zapatos de aquellos compañeros que sudan para conseguir ingresos y mantener sus programas, porque deben pagar el espacio que contratan; mientras existen grandes medios, que tienen derecho y que no dejan de estirar la mano para que el Estado los mantenga.

*Periodista y Productora Independiente

También te puede interesar