Mujeres se desnudan en Colombia ante la policía para denunciar violencia sexual

by Liderazgo de Mujer

colombia

RAÚL ARBOLEDA (El Periódico)

El estallido social no cesa en Colombia. La fuerza de la protesta ha hecho naufragar otro de los proyectos estrella del Gobierno de derechas: la reforma del sistema de salud. Los desafíos en la calle son del orden político y cultural. Un grupo de mujeres se desnudó en el Parque Nacional de Bogotá para rechazar los actos de violencia sexual perpetrados por agentes policiales que se han denunciado desde que comenzaron hace más de dos semanas las manifestaciones.

«Yo soy tu amante», «Yo soy tu hija», «Me has hecho el amor», «Yo te he hecho el amor» y «Mi útero fue tu primer hogar», rezaban algunos de los carteles, en tono irónico. Cientos de personas aplaudieron la performance que se repitió además en otros de los centros urbanos donde arde el conflicto como Cali, Palmira y Popayán.
Hasta el momento se han presentado 27 denuncias por violencia sexual cometidas presuntamente representantes de la Fuerza Pública. Algunas de esas imágenes con los hechos de abuso circulan en las redes sociales. En una de ellas se ve a un agente que le indica a un compañero que permita a un grupo de mujeres atravesar una calle bloqueada. «¡Déjela pasar y hágale lo que quiera!», grita, sin ruborizarse.

Lina Porras, investigadora del observatorio de violencia policial de la oenegé Temblores le dijo al diario bogotano El Espectador que esa expresión, «hágale lo que quieras», no es otra cosa que un acto de violencia sexual. «Demuestra que los cuerpos de mujeres son comprendidos como territorio para inscribir el poder, para ejercer la autoridad, y son entendidos como objetos que se pueden poseer, violentar».

Una joven de 17 años se suicidó días atrás después de haber sido llevada a rastras y, de acuerdo con su propio testimonio, abusada por policías. En un video se la ha visto gritando a un uniformado «suéltame que me estás desnudando, imbécil». Antes de quitarse la vida en su casa le contó a su abuela que la habían manoseado. La muerte de la adolescente no hizo más que echar gasolina al fuego de la protesta, especialmente en Popayán. Aunque la policía negó al principio los abusos, suspendió a cuatro de sus integrantes implicados en el caso.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) condenó enérgicamente los hechos de violencia sexual y psicológica contra mujeres adolescentes conocidos durante los últimos días.

También te puede interesar