Familiares de víctimas de feminicidio relatan sus casos a las autoridades del Ministerio de Justicia

by Liderazgo de Mujer

feminicidio

Como parte de la socialización de las propuestas modificatorias en el marco de la reforma participativa de la Ley 348, autoridades del Ministerio de Justicia y Transparencia Institucional junto con funcionarios del Viceministerio de Igualdad de Oportunidades recorren los nueve departamentos para recabar las experiencias de los familiares de feminicidio, con el fin de ajustar y mejorar los mecanismos de prevención y lucha contra la violencia hacia las mujeres.

«Soy representante de la asociación de víctimas de feminicidio y mi lucha tiene un nombre, Beatriz Nora Huachalla Foronda -mi hija-, que fue asesinada a los 21 años. Hoy sigo en esta lucha, apoyando a las mujeres y pido que haya celeridad en estos casos, no es justo que estos crímenes queden impunes», relató Nora Foronda madre de una víctima de feminicidio y representante departamental de las víctimas de injusticia en Oruro.

Foronda relató cómo por más de ocho años peregrinó en busca de justicia, cuando pese a la existencia de pruebas -la corrupción y la negligencia de las autoridades-, casi dejan en la impunidad al feminicida de su hija.

«Mi lucha ha sido constante, he llegado donde el expresidente Evo Morales, he llegado donde todos los diputados, senadores, ministros; mi caso ha sido conocido internacionalmente, porque la muerte de mi hija no podía quedar impune», relató al mencionar que al final logró conseguir una sentencia de 30 años para el feminicida.

La madre de Beatriz realiza una labor voluntaria de apoyo a las familias de mujeres muertas a causa de la violencia machista, en ese sentido, participó de las mesas de trabajo en Oruro, donde se debatieron las propuestas para la modificación de la Ley Integral para Garantizar a las Mujeres una Vida Libre de Violencia (348), pidiendo que los casos de feminicidio sean atendidos con mayor celeridad y transparencia.

«Pedimos que haya mayor celeridad en Bolivia, tenemos 43 casos de feminicidio (en lo que va del año), 43 mujeres que han sido asesinadas, 43 madres que hoy están llorando la pérdida de sus hijas, 43 familias que han quedado en desgracia porque al haber asesinado a una de nuestras hijas, nuestras familias se destruyen, nunca es lo mismo y las víctimas que quedan, son los niños y las niñas», manifestó Foronda durante la socialización de las propuestas.

Remarcó la importancia de hacer seguimiento a la situación de los menores de edad que quedan en la orfandad, muchos de los cuales incluso fueron testigos presenciales de la muerte de sus progenitoras, por lo que también es necesaria la asistencia psicológica.

Pidió a las autoridades, hacer seguimiento de los casos que a pesar de los años siguen en busca de justicia en el departamento de Oruro.

«Muchos casos están quedando impunes, un caso relevante es el de Yolanda Guzmán, que ha sido descuartizada y después de cinco años solamente se ha ido a dos audiencias (…), la hermana ha dejado tres niñas en la orfandad. También tenemos el caso de Mónica Fernández, estando en estado de gestación fue envenenada», narró la madre.

Los casos que apoya Nora desde la Asociación Departamental de Víctimas de Injusticia, son casos de feminicidio, asesinatos, violaciones, infanticidios; además de realizar permanentes denuncias por corrupción y retardación de justicia. «Nosotras como madres lo único que queremos es justicia», enfatizó.

Elías Oliver Mamani Copa, fue sentenciado a 30 años de cárcel por el delito de feminicidio en contra de Beatriz Guachalla Foronda, hecho que sucedió el 17 de marzo del 2013 en el domicilio del acusado; en principio, el caso fue tipificado como homicidio suicidio, pero los informes periciales demostraron que se trató de un feminicidio, señala el boletín de prensa del Ministerio de Justicia.

Crédito foto y texto: Min. Justicia

También te puede interesar