Padrastro no solo agredió a su hijastro, sino a su hijo recién nacido

by Liderazgo de Mujer

maltrato

Hans Benjamin Bowles, que guarda detención preventiva en la cárcel de Palmasola fue sindicado por sus vecinos de no ser autor de agresión contra su hijastro de 11 años, sino que su propio hijo, recién nacido, fue víctima de maltrato, al igual que su esposa quien habría solicitado ayuda.

“(La esposa) salió (dea su cas) a gritos, a pedir auxilio, gritaba que su esposo estaba maltratando al hijo menor de la pareja, salimos tres vecinas, (…) yo desde el balcón y gritamos para pedir ayuda, porque lo forcejeaban al bebé de un lado a otro y ella nos comentaban que el niño fue muy agredido y que incluso tenía un hematoma en la cabeza”, narró la vecina del condominio, Mónica Peredo, en una entrevista con la Red Unitel, entrevista que fue replicada a través del periódico digital Bolivia al Día.

Peredo relató que en un principio ayudaron a la esposa, sin embargo, después perdió contacto con ellos, por eso que se sienten extrañados del por qué, siendo víctima, sale a defender a su esposo y les califique como “malas personas”.

La agresión del hijo biológico habría ocurrido el 22 de noviembre, pero que esas fechas llegó la abuela (la madre de la esposa) quién, en esa ocasión, salió en defensa de su yerno indicando que “su hija era muy celosa”.

Otro vecino identificado como Roberto Mahicao, contó que el menor de 11 años agredido por su padrastro, luego del acto violento, salió a deambular alrededor de su casa por lo que lo acogieron y vieron las marcas de los golpes como hematomas y moretones sufridos a manos de su padrastro.

El testigo señaló que la gota que derramó el vaso, y que motivo que los vecinos ayudaran, fue cuando el menor un día salió gritando de su casa a pedir ayuda porque el sujeto estaba golpeando a su madre.

Los vecinos esperan que las autoridades obren con justicia y que tanto los investigadores como los medios no den lugar a las dilaciones del padrastro y la madre como el supuesto desmayo sufrido por Bowles el pasado sábado antes de la audiencia de medidas cautelares, que según los médicos, fue fingido.

“Lo que nos interesa es el bienestar de las personas, lo que queremos es que el niño este bien. Los vecinos quieren constituirse en parte, y si no tiene a nadie, incluso había dos familias que estaban dispuestos a ser tutores”, expresó Machicao.

Bowles guarda detención preventiva en la cárcel de Palmasola a la espera del juicio oral que podría determinar hasta cuatro años de cárcel por el delito de agresión intrafamiliar.

Por otra parte, la madre deberá presentarse este lunes a prestar declaraciones ante la Fiscalía que establecerá si su testimonio es verdaderdo o falso, o si está bajo alguna presión por parte del agresor para que declare a su favor.

Crédito foto: Bolivia al Día

También te puede interesar