Cineasta María Fernanda Rada: «En Bolivia hubo terrorismo en las calles que luego pasó al Estado con Áñez»

by Liderazgo de Mujer

GOLPE

En Bolivia hubo terrorismo en las calles que luego pasó al Estado posteriormente con Áñez. Hemos tenido un gobierno fascista”, afirmó la cineasta María Fernanda Rada, quien llevó al cine la película “Fue Golpe” que comprueba la existencia de grupos armados, además de la Policía y las Fuerzas Armadas (FFAA), que violaron sistemáticamente los derechos humanos y perpetraron las masacres de Sacaba y Senkata durante el golpe de Estado en 2019.

«Hay (imágenes) del secuestro de la alcaldesa (de Vinto), Patricia Arce, que le cortaron el pelo, que le llenaron de pintura y yo recuerdo que cuando a mí me llega esta denuncia de que están a punto de asesinar a la compañera todos nos sentíamos totalmente impotentes porque la derecha hacía lo que quería con total impunidad”, señaló Rada al programa radial GPS Internacional y reproducido por Sputnik Mundo.

“Cuando me llegan esta imagen de la compañera Patricia Arce yo dije: ¡Por Dios, esto parece películas nazis! Yo soy cineasta, he visto un montón de historia de cine y dentro mi área conozco lo que es el cine nazi y hay actitudes similares cuando empezamos a ver esvásticas en la ciudad de La Paz. Nos dimos cuenta que nos habían preparado un golpe de Estado fascista (…) habían comprado a la Policía y a los militares”, manifestó.

«Hemos tenido perseguidos políticos, en un contexto en el que varios compañeros se pudieron refugiar en la embajada de México, país que luego nos abrió la puerta en el momento más duro a muchísimos bolivianos», sostuvo. Estando allí, «pude tener encuentros con Gabriela Montaño, Alfredo Rada y Evo Morales, a partir de lo cual les planteo la posibilidad de tener sus testimonios para denunciar al fascismo», indicó.

A su vez, «también entrevistamos a Froylán Gámez, que fue el diplomático mexicano que viajó en el avión en busca de Evo Morales», indicó. Por su parte, «tuvimos la posibilidad de contar con dos testimonios del Centro de Estudios Políticos, Jurídicos y Sociales en Washington, los cuales desmienten categóricamente la auditoría de la OEA», añadió. En este marco, «esta es una película de denuncia y sin fines de lucro, pero también es una oportunidad para conocer de cerca al pueblo boliviano», subrayó.

Recordó que durante los días posteriores a la elección en 2019 hubo un boicot de la Alianza de Lima, entre ellos los gobiernos de Estados Unidos (EEUU), Unión Europea (UE), Brasil, Argentina y Colombia, que pedían con insistencia la realización de una segunda vuelta electoral pese a que el partido Comunidad Ciudadana no contaba con los votos necesarios para pasar a esa instancia electoral.

El documental fue realizado por un equipo de periodistas, militantes y artistas independientes que filmaron y monitorearon los acontecimientos de denuncia al golpe de manera clandestina, como es el caso del fotógrafo mexicano Narciso Contreras que realizó fotografías a la masacre de Senkata.

También te puede interesar