Universitarias denuncian a presuntos violadores que las sedaban

by Liderazgo de Mujer

universitaria

Por lo menos 15 estudiantes universitarias de La Paz denunciaron a tres hombres de supuestos abusos sexuales, que se cometían en fiestas donde eran sedadas.

Las denunciantes señalan que durante las fiestas que estos tres hombres organizaban, varias universitarias eran sedadas y luego violadas. Los hechos habrían ocurrido a lo largo de varios años.

El escándalo surgió desde que la página de Facebook, “El Confesionario UCB” publicó el pasado 27 de febrero una primera denuncia de supuesta violación que se viralizó. Luego siguieron una quincena de denuncias adicionales, todas identificando a Carlos Atala como principal responsable.

Las universitarias pertenecen mayormente a carreras de la UCB, aunque las fiestas se realizaron fuera de los predios de esa casa de estudios y no fueron organizadas por esa entidad. Atala fue intermitentemente estudiante de la Católica, según algunos universitarios,

Ante el hecho, el Ministerio de Justicia anunció que se iniciará la investigación respecto a esas denuncias.

“Ante las denuncias difundidas en la página ‘El confesionario UCB’ sobre presuntos abusos sexuales cometidos en contra de universitarias de La Paz, el Ministerio Justicia y Transparencia Institucional comunica que hará seguimiento estricto a estos casos a través del Servicio Plurinacional de la Mujer para garantizar que se haga justicia”, indicó el Ministerio en su cuenta de Twitter.

Francesco Zaratti, integrante de la Junta Directiva Nacional de la UCB, dijo a Brújula Digital que las “autoridades de la universidad están sensibilizadas con este tipo de casos” y que “se mantendrán atentas a actos como este, para proteger a la comunidad universitaria”.

Zaratti contó que fue recientemente creado en la UCB el cargo de Mediador Universitario, precisamente encargado de este tipo de denuncias y otras situaciones que puedan afectar a la comunidad universitaria.

En tanto, la Universidad Católica emitió un comunicado que señala: “Ante las versiones que circulan en las redes sociales sobre hechos que afectarían a algunos estudiantes de nuestra comunidad, aclaramos que los mismos no se produjeron en ámbitos de nuestra casa de estudios ni en eventos organizados por nuestra institución. Nos ponemos a disposición de las instancias correspondientes para colaborar en cualquier investigación sobre el caso».

Los hechos empezaron a conocerse después de que una estudiante anónima denunciara el pasado 27 de febrero que en 2017, cuando cursaba el primer año en la UCB, sufrió una agresión sexual de parte de Atala, después de que fue sedada.

“Este gordo asqueroso me estaba tocando mis pechos y mis partes íntimas, besándome a la fuerza quise reaccionar, pero seguía como sedada y me decía que: solo déjate llevar, bien que te gusta, más tarde estarás gritando en mi casa”, escribió en la página de Facebook.

La “confesión de la UCB #79”, indica que el acusado de los vejámenes no actuaba solo, sino que otra persona, identificada como Guido Torres, la ayudaba a sedar a las estudiantes.

“Carlos Atala no actuaba solo, su cómplice en todas sus cochinadas es su amigo Guido Torrez o como lo llamaba “dogui”. El año 2016 fui a la casa de este individuo en la zona de Irpavi con unas amigas. Al poco rato ya con unos vasos encima, Guido trató de besarme y aprovecharse de mí. Le dije a una amiga que esté tipo quería joderme y aprovecharse y que por favor nos vayamos. En varias ocasiones trató de tocarme y emborracharme. Por ese entonces vivía solo. Carlos organizaba jodas, reuniones y quien sabe qué tipo de cosas más en la casa de Guido Torres. Éstos dos enfermos sexuales actuaban de la misma manera, emborrachaban a sus amigas o a chicas “x” para abusarlas y manosearlas”.

La Confesión #89, manifiesta: “Quería complementar a las historias que cuentan sobre Carlos Atala (…) ellos tenían o tienen un grupo de WhatsApp donde mandan fotos y videos de chicas con las que estuvieron, se burlan de ellas y utilizan estas fotos para demostrar su repugnante Hombría”.

El Comando de la Policía Boliviana invitó a las víctimas apersonarse a la Fuerza Especial de Lucha Contra la Violencia (FELCV) para denunciar los hechos.

En la misma línea, el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo Del Carpio, expresó su repudio en Twitter por los hechos sucedidos en la UCB: “Ante denuncias realizadas en redes sociales por abusos sexuales a universitarias de la UCB, como ministerio manifestamos nuestro repudio y ofreceremos a las víctimas todas las garantías necesarias”. (Brújula Digital)

También te puede interesar