Mónica Novillo: “Ni siquiera se debe considerar la conciliación”

by Liderazgo de Mujer

entrevista

El término conciliación que se pretende incluir en la reforma de la Ley 348 (Ley Integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia) ha sido cuestionado por diferentes sectores, organizaciones y activistas mujeres que la rechazan porque consideran que de abrirse ese paraguas se pondría en serio riesgo la propia integridad de las mujeres que sufren agresiones y maltratos físicos de sus parejas.

Al respecto, la directora de la Coordinadora de la Mujer, Mónica Novillo, fue concreta al señalar que “ni siquiera se debe considerar la conciliación” en la reforma de la norma que protege a las mujeres de todo tipo de violencia porque así está inscrita en la misma Ley.

La reforma a la Ley 348 es impulsada desde el Gobierno que hasta el pasado 15 de enero ha recibido todas las propuestas necesarias para la modificación de algunos aspectos donde la norma no cumple su función legal para el cual ha sido elaborada.

Para fundamentar su posición Novillo dijo, puso como ejemplo el último caso ocurrido en la ciudad de Sucre donde un sujeto que cometió feminicidio, doble infanticidio y luego se suicidó, tenía una orden de restricción para ver a su expareja quien tiempo atrás lo había demandado, pero por circunstancias que no fueron aclaradas por las autoridades de la capital, solicitó “conciliar” aspecto que se le fue negado por las autoridades debido a que esa categoría no está permitida por la 348.

“En Bolivia, los índices de violencia hacia las mujeres alarma, al igual que hacia los niños”, dijo en la entrevista con Liderazgo de Mujer.

Por esa referencia dijo que nuestro país ocupa los primeros lugares donde se ejerce violencia hacia las mujeres y lamentó que esto se haya naturalizado, porque es una constante lo que ocurre con diferentes casos de feminicidio que se cometieron en el último tiempo.

Fue clara al manifestar que ante esa situación es necesario que se conozcan los planteamientos de la reforma y de esa manera evitar que casos como el del exasambleísta Marín Sandóval (2016) pasen al olvido y luego de ser sindicado de violencia de género ahora pretenda retornar a sus funciones en la Asamblea Legislativa Departamental de La Paz.

“La violencia es un conjunto de elementos que deben ser considerados, como el hecho de que el Estado debe participar decididamente en garantizar la seguridad de las mujeres víctimas de violencia. Garantizarse un adecuado financiamiento, elaboración de mensajes para construir una sociedad sin violencia”, dijo.

Reveló que muchos de los casos de feminicidios son protagonizados por personas que en muchos de los casos han estado en la cárcel y que cuando salen, se dirigen donde sus exparejas.

“Falta sensibilidad de los operadores de justicia (jueces, fiscales, policías y abogados) a pesar de que existe un protocolo para quienes administran la justicia”, sostuvo.

A ello se suma también la violencia política donde se percibe un ambiente bastante hostil para aquellas mujeres que fueron electas en cargos públicos, como parlamentarias, concejalas o asambleístas departamentales.

Ante ese panorama es que la Coordinadora de la Mujer y la Asociación de Concejalas de Bolivia (Acobol) han realizado al cumplimiento de la normativa en cuanto a la paridad en las últimas elecciones, y se lo hará en las próximas elecciones subnacionales del 7 de marzo.

SIGLO DE LAS MUJERES

Asimismo, mencionó que con el objetivo de crear una red de actores, expertas y artistas en Sudamérica para promover a la sociedad civil e intensificar el intercambio de estrategias en la lucha contra la violencia 28 mujeres de nueve países de Latinoamérica se reunirán en el evento virtual “El siglo de las Mujeres” que se realizará el 1, 2 y 3 de marzo.

Esta actividad es a convocatoria de la Coordinadora de la Mujer y el Goethe Institut -La Paz de la que participarán invitadas de Alemania, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela.

Entre las participantes está la antropóloga, docente e investigadora Rita Segato de Argentina, el colectivo feminista La Tesis y la artista multifacética Elvira Espejo de Bolivia, entre otras.

También te puede interesar