Los falsos positivos, acciones militares galardonadas en Colombia

by Liderazgo de Mujer

audiencia

Por Eliana Gutiérrez Morón*

Va ser a principios del siglo XXI, que América Latina específicamente Colombia, asume como presidente de la Republica el abogado Álvaro Uribe Vélez del partido político Centro Democrático. Un 7 de agosto de 2002 al 7 de agosto de2010, en dos mandatos presidenciales.

Durante su mandato, Uribe impulso una política de seguridad democrática (PSD) centrada en dos ejes. Por un lado, recuperar el control del territorio por parte del Estado con la creación de batallones de alta montaña, de pelotones de soldados campesinos, que acompañaron a la Policía Nacional en varios municipios, de redes de cooperantes y el ofrecimiento de recompensas a informantes. Por otro, atacar las retaguardias de las guerrillas.

En el plano internacional uno de los aspectos sugestivos fue la consolidación de una alianza con Estados Unidos para que el conflicto colombiano fuese incluido en la guerra contra el terrorismo, liderada por el presidente estadounidense George W Bush.

En el gabinete presidencial de Uribe, una pieza clave fue el Ministerio de Defensa Nacional bajo el control en una primera instancia por el abogado Camilo Alfonso de Jesús Ospina Bernal para luego ocupar este cargo el economista Juan Manuel Santos, del 19 de julio de 2006 hasta el 23 de mayo de 2009, quien renunció para ser candidato a la presidencia y gobernar la República de Colombia de 2010 al 2018, en dos mandatos sucesivos y sobre quien recayó el Premio de la Paz en 2016.

Son alrededor de 2500 los asesinatos y ejecuciones extrajudiciales de personas presentadas como “muertos en combate”, dentro de los que se encuentran menores, pero que se ha comprobado que eran civiles registrados como guerrilleros, solo para aumentar las cifras de efectividad del Ejercito, los militares eran alentados por los altos mandos para seguir presentando “bajas”.

El “resultado operacional” como así lo llamaban contemplaba siete bajas y se galardonaba al militar con la medalla gris; otras recompensas iban desde viajes de descanso, almuerzos, festejos y dinero.

El principio de la madeja de los “falsos positivos” y de las “ejecuciones extrajudiciales”, se va encontrar en la Directiva Ministerial 029 de 2005 firmada por Camilo Ospina Bernal en la que se establece un régimen de incentivos económicos (Recompensas) por la información o entrega de miembros de grupos armados ilegales o material de intendencia. Esta orden tuvo como consecuencia que algunos soldados y oficiales del ejército se aliaran con terceros quienes daban “información” para dar de baja o abatir a guerrilleros.

En algunos casos estos guerrilleros muertos en combate eran en realidad civiles quienes eran secuestrados y asesinados por militares o grupos delincuenciales, y después eran disfrazados de guerrilleros por los soldados de manera tal que los denunciantes recogían su “recompensa” y la repartían con sus cómplices dentro del ejército.

Durante el gobierno de Álvaro Uribe Vélez, las ejecuciones extrajudiciales de civiles por parte del ejército se incrementaron en un 150%, periodo durante el cual Juan Manuel Santos oficio como ministro de defensa. Por estas razones se cuestiona su “responsabilidad política”. El 4 de noviembre admitió públicamente la existencia de Ejecuciones Extrajudiciales en Colombia por parte de las fuerzas armadas, bajo su mando.

Como resultado de estas operaciones “falsos positivos” se tiene las matanzas de Soacha, Bogotá, Medellín, Antioquia, Cúcuta, etc. Y operaciones controversiales como las de Orión, Fénix y jaque.

Van a ser las denuncias y acciones de un grupo de mujeres conocidas como las madres de Soacha que estos asesinatos a civiles en su mayoría campesinos han copado los ámbitos tanto judiciales como mediáticos que van a involucrar a tres gobiernos de Colombia Álvaro Uribe Vélez, Juan Manuel Santos y el saliente presidente Iván Duque Márquez sea de forma material oh bajo la impunidad con la protección de asesinos y/o el fortalecimiento de sectores paramilitares, Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).

*Psicóloga, Analista de temas políticos

Foto: El Espectador

También te puede interesar