Cholitas escaladoras sueñan alcanzar la cima del Everest

by Liderazgo de Mujer

escaladoras

Un grupo de mujeres de pollera bolivianas alcanzaron notoriedad a nivel internacional, por su decisión y fortaleza de seguir sus anhelos y llegar a lo más alto de la montaña. Dora Magueño, Cecilia Llusco, Ana Lia Gonzales (Liita), Lidia Huayllas y Ely Quispe, conocidas como las “cholitas escaladoras”, tras haber alcanzado el pico más alto de América a una altitud de 6.962 metros como el Aconcagua, su próximo proyecto es alcanzar la cima del Everest.

Así lo expresaron Dora Magueño y Amalia González en el documental publicado en la edición digital de El Espectador.

En él hacen conocer su pasión por la montaña. “Quería siempre subir a la montaña”, ratificó Magueño en el documental de El Espectador.

Por su parte, Amalia Gonzáles, afirmó que desde niña estuvo entre Zongo y Cañaviri. “Veía la montaña junto a mi papá y me di cuenta que mi amor siempre ha sido la montaña”.

Estas mujeres que iniciaron su aventura como guías de turismo, ahora son cotizadas escaladoras que viven de la adrenalina cuando empiezan sus travesías en la búsqueda de la cima.

El frío y la nevada que es el medio natural en los picos que están por encima de los cinco mil metros, no es un freno para estas mujeres que están decididas a todo.

Una de las características de este grupo de escaladoras es el uso de su tradicional pollera, que hace más espectacular su travesía a la montaña; a ello se suma el hábil uso de los aparejos y sogas, elementos esenciales de un escalador de alta montaña.

Este grupo de mujeres de pollera han escalado varias de las cumbres de más de 6.000 metros de altura en Bolivia.

Entre sus logros esta haber escalado el Huayna Potosí con 6.088 metros, luego el Acotango con 6.052 metros, Parinacota con 6.350 metros, el Pomarapi con una altura de 6.250 metros y su logro más grande ha sido conquistar Aconcagua, en Argentina, el pico más alto de América a una altitud de 6.962 metros.

Lidia Huayllas Estrada y sus compañeras han estado siempre en las alturas; sin embargo, eran obligadas a mantenerse al límite, acompañar a los escaladores y montañistas hasta un punto, hacer comida y estar a disposición de sus solicitudes. Pero, Huayllas Estrada quería remplazar los fogones por la cima.

En diciembre de 2015, 10 mujeres bolivianas decidieron reivindicarse frente a las críticas recibidas por ser indígenas o por ser mujeres. Sin prestar atención al “es imposible” o “ese es un deporte para hombres”, ellas subieron el nevado Huayna Potosí de 6.088 metros de altura, ubicado a 25 km de La Paz, capital de Bolivia.

De ese logro inició una historia que aún permanece, estas “cholitas escaladoras” son un grupo de mujeres que han decido escalar las montañas más altas de Latinoamérica, incluso, en entrevistas, han nombrado al Monte Everest como un futuro destino.

“Hay que darlo todo. Y es al llegar al límite cuando comienzas a descubrir cosas nuevas. Ni yo misma sabía de qué cosas era capaz. No hay que ponerse límites”, ha declarado Liita, una de las cholitas más jóvenes.

También te puede interesar