Mujer muere apuñalada a manos de su pareja y deja a tres hijos

by Liderazgo de Mujer

feminicidio

La violencia de género no cesa. Las estadísticas aumentan y más mujeres mueren como el caso de Aurelia C.V. de 34 años que perdió la vida tras ser apuñalada por su concubino hecho ocurrido en el municipio de Capinota, departamento de Cochabamba.

“Ya se realizaron los requerimientos necesarios para llegar a la verdad material de este hecho, en ese marco, el presunto agresor ya fue aprehendido”, informó el fiscal Departamental de Cochabamba Osvaldo Tejerina Ríos.

Por su parte, el fiscal asignado al caso, David Soliz, informó que el hecho se produjo a las 04.00 de este lunes 22 de abril, cuando Simón llegó a su casa, en estado de ebriedad y después de una discusión con su concubina, se presume que la apuñaló varias veces en el cuerpo hasta quitarle la vida. Los hijos de la pareja salieron del domicilio pidiendo ayuda, mientras que el sospechoso huyó del lugar y los vecinos llamaron a la policía para reportar el hecho.

Simeón J.P. de 38 años tomó un cuchillo y apuñaló a su compañera varias veces, hasta quitarle la vida. Dos de los tres hijos de la pareja, de 13 y 16 años, escucharon los gritos de su madre y salieron a la calle a pedir auxilio, el tercero, de seis años, que dormía con su mamá, despertó asustado por el ataque y fue el momento que fue herido en la cabeza.

El cuerpo de la mujer fue trasladado al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF), para la realización de su autopsia médico legal, asimismo, uno de los hijos de la pareja también se encuentra recibiendo atención médica debido a que presenta una herida en la cabeza. El presunto agresor fue aprehendido por la Policía y fue puesto a disposición del Ministerio Público.

Víctima de violencia

Benito, el hermano de Aurelia, contó que una vez se enteró de que ella sufría por la violencia de Simeón, pero, después, la víctima evitaba el tema y ya no le contaba si las golpizas continuaban.

“Era muy dependiente de su marido, no quería separarse, pese a que él no les daba ni siquiera lo necesario para la comida. Ella era muy pasiva, no quería hacer problemas, se callaba y ahora mis sobrinos se han quedado sin mamá, exigimos justicia”, declaró el hermano de la víctima.

Texto: Liderazgo de Mujer, FGE
Foto: FGE

También te puede interesar