Experto: en Bolivia seis de cada diez menores son víctimas de algún tipo de violencia sexual

by Liderazgo de Mujer

derechos

Un dato que alarma es que en Bolivia seis de cada diez menores es víctima de algún tipo de violencia sexual, afirmó este jueves el especialista en comunicación y educación, investigador y docente  universitario Édgar Davila.

“Seis de cada diez menores sufren alguna forma de agresión sexual y son datos que proporciona la Fiscalía, a ello se debe agregar un 20% que no tiene registro. Estamos ante un panorama que es necesario trabajar”, afirmó Dávila en entrevista con el programa Liderazgo de Mujer que se difunde por radio Cepra desde la ciudad de La Paz.

Dijo además que a ese panorama se suma el de la justicia que en Bolivia es un tema a ser trabajado, porque del 100% de las denuncias referidas a casos que vinculan a menores un porcentaje reducido con procesos penales llegan a la sentencia después de más de siete años de un largó trámite.

A ello se debe agregar que en muchos de los casos donde los agresores o victimadores logran salir de la cárcel a los seis años. “Eso debe ser repensado porque en muchos de los casos existe la revictimización”.

Mencionó que los casos de abuso sexual contra menores se da, en una mayoría, en los círculos familiares donde se confunde la muestra de cariño, que a lo largo del tiempo se convierte en abuso sexual

“Son puntos de elementos que se tiene que trabajar y todos debemos estar involucrados y trabajar de dar todo un ambiente protector para el desarrollo integral de los menores, todo eso repercute cuando uno es joven que tiene marcado el tema de la relación y la construcción amorosa “, sostuvo.

Afirmó que los adultos son el espejo donde los niños se miran, se encuentra en un ambiente tóxico, los niños tendrán una alta probabilidad de ser igual.

Por eso recomendó que es muy importante la autoformación en el sentido de mejorar como personas, “tiene que ver con el ambiente que construimos y evaluar de forma cotidiana esa construcción, porque puede ser una persona que enciende una bomba, alguien que platica o escucha”.

“Manejar las emociones que es tan importante a la hora de interactuar en el núcleo familiar y es ahí donde se determina el lugar donde se desarrolla la niña, un espacio alegre que le permita desarrollar de forma integral y tenga mucho afecto”, apuntó.

Finalmente, recomendó que en todo este proceso el juego, la diversión y paciencia. Porque “la disciplina no llega con el golpe o insulto, sino la mejor educación es el ejemplo”.

También te puede interesar